¿Olvidar? – jamás. Carta del cubano residente en Uganda, Mario Zarraluqui, por el 55 aniversario de la victoria de Girón.

Compañero Embajador:
Este 17 de Abril de 2016 se conmemoran 55 años de la artera invasión promovida, auspiciada y apoyada militarmente por el gobierno de los Estados Unidos, con el apoyo logístico de Guatemala y Nicaragua. Más de 2000 contrarrevolucionarios mercenarios desembarcaron en la costa sur de Playa Girón, integrados en la llamada Brigada 2506 y apoyados por la aviación enemiga que previamente y traidoramente bombardeara los aeropuertos de Ciudad Libertad en La Habana y el de Santiago de Cuba.
Los mercenarios, fuertemente armados, tenían la intención de asegurar una cabeza de playa y formar un gobierno provisional que solicitaría la intervención militar de Estados Unidos y cuya flota aguardaba, lista para intervenir, apenas unas millas de las aguas territoriales de Cuba . Todo parecía indicar que era cuestión de poco tiempo para que estos planes culminaran exitosamente.
Pero olvidaron algo muy importante, al Pueblo Cubano, con una tradición de lucha desde la época de la colonización española, de las luchas de Independencia y de la triunfante Revolución que bajó de la Sierra Maestra, liderada por Fidel Castro quien tomando las riendas de la dirección militar y política de Cuba, había dado a los cubanos la esperanza de una verdadera libertad y una independencia económica. La lucha fue corta muchos compañeros cayeron en combate por nuestra libertad. La artera invasión fue liquidada en menos de 72 horas por el valeroso pueblo cubano. Este episodio épico protagonizado por valerosos jóvenes patriotas cubanos en defensa de la soberanía, integridad territorial e independencia de Cuba, fue la primera gran derrota del imperialismo en América Latina, clara señal de la firmeza y voluntad de nuestro pueblo de no dejarse arrebatar la victoria del primero de enero de 1959.
Al cabo de esos 55 años y tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, se produjo la visita a Cuba del Presidente de ese país, Barack Obama, quien se mostró respetuoso y conciliador, incluso vino con su familia en un gesto amistoso. Todo eso parece muy bonito. En su discurso a la Nación Cubana pretendió que olvidáramos el pasado y en pocas palabras (y a lo cubano), borrón y cuenta nueva. Hermano Obama, al igual que ustedes los norteamericanos no olvidan a los que murieron en sus guerras de independencia contra los colonizadores Ingleses o en la Segunda Guerra Mundial combatiendo el nazismo y el fascismo, nosotros los cubanos TAMPOCO OLVIDAMOS.
Nos resulta muy difícil poder olvidad al indio Hatuey, quien le dijo al cura Fray Bartolomé de las Casas, que quería salvar su alma, que si al cielo iban los españoles, él (Hatuey), prefería ir al Infierno. Olvidar a José Martí, a Antonio Maceo, Máximo Gómez, Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, a los cubanos de la Brigada Internacional que combatió contra el Fascismo en España, a los caídos en Angola, Etiopia, en Chile, junto a Salvador Allende en el Palacio de la Moneda… como olvidar a Camilo, al Ché, a José Antonio Echeverría y a los miles de cubanos que dieron su preciosa vida por nuestra libertad, eso “hermano Obama”, JAMAS LO OLVIDAREMOS.
OLVIDAR LAS PENURIAS Y LOS SUFRIMIENTOS CAUSADOS POR CRUEL Y GENOCIDA BLOQUEO ECONÓMICO, COMERCIAL Y FINANCIERO IMPUESTO POR EL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS CONTRA NUESTRO PUEBLO DURANTE MAS DE CINCO DECADAS… - ESO JAMÁS!!!
Y si algún dia eso llegara a ocurrir, bastaría recordar los inmortales versos de nuestro insigne poeta Bonifacio Byrne
“Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día, nuestros muertos, alzando sus brazos, la sabrán defender todavía”.

 

 

Mario Zarraluqui Crespo
Cubano residente en Uganda

 

Categoria: