Palabras pronunciadas por Maria Guadalupe Perez, Presidenta de la Asociación de cubanos residentes en Santa Cruz de la Sierra, en el acto de celebración del Día de la Rebeldía Nacional

Miles de médicos y médicas graduados en Cuba para el pueblo boliviano, cientos de miles de vidas de bolivianos humildes salvadas. No hay mejor homenaje que la coherencia.

“Mantener nuestra Revolución y haber resistido al imperio por más de medio siglo, es la gran proeza del pueblo cubano”  dijo Raúl ayer en Guantánamo en el acto por el  Aniversario 59 del Moncada.

La Revolución cubana evoluciona perfeccionándose en los tiempos y enraizándose en los principios, un pueblo que creció con dignidad y aprendió como cosas naturales, que están dadas, que son así no más,  a rechazar  la explotación y la vulneración de la dignidad humana, es el pueblo que no rinde sus sueños y sus conquistas y que se empina y lucha como le pidió Mariana Grajales a sus hijos, para que no perdieran el tiempo lamentándose, cuando de la libertad se trataba.
Eso han hecho los hijos e hijas de la Patria, andar juntos, unidos, como la plata en los andes, como dijera Martí. Un pueblo que sabe qué significa “con todos y por el bien de todos”,  incluyendo en los sueños de amor y justicia a las hermanas y hermanos latinoamericanos y del mundo. Hombres y mujeres empinándose y amando, construyendo libertad. No hay más conmovedor homenaje a aquellos jóvenes que asaltaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes que con su hazaña prendieron el motor de la última etapa de nuestra gesta libertaria.

En el discurso de Raúl Castro en este aniversario, el día de ayer  reiteró lo que  sabemos, dijo Raúl:
”El día que en Estados Unidos quieran, la mesa está servida… Si quieren discutir discutiremos. Si quieren discutir los problemas de democracia, como dicen ellos, libertad de prensa, de derechos humanos, de todos esos cuentos que han inventado en los últimos años, podemos hacerlo”.

Tendrán que reconocer entonces qué tiene que ver la democracia que tanto pregonan, con el bloqueo, con la financiación de atentados a escuelas, con financiar a terroristas y asesinos de jóvenes deportistas, tendrían que explicar qué hacen en Guantánamo y qué vínculo tiene su discurso de derechos humanos con las torturas que allí se practican.

Tendrían que explicarnos por qué por más de 13 años nuestros Cinco Hermanos están en sus cárceles producto de juicios amañados que lo que buscan es castigar la dignidad de todo un pueblo violando los más elementales derechos de Gerardo, Antonio, René, Fernando y Ramón, los de sus familias y los de todos y todas las cubanas y cubanos.

Celebrar este 26 de julio en un acto como este en Bolivia es cumplir  sueños, es saber y vivir qué significan las palabras solidaridad y esperanzas, integración y resistencia.
 

Categoria: