Pudín de piña

Por Silvia Mayra Gómez Fariñas

Las frutas con colores, formas y sabores diferentes, en el trópico realzan su dulzor, por lo que han sido fuente de inspiración para el arte, la música y la cocina.

Frutas del Caney, de Félix B. Caignet, que fue inmortalizado por el trio Matamoros y más recientemente por Pablo Milanés. Lo traemos hoy a colación  para deleitar a nuestros lectores con un sabroso Pudín de piña. “Piña, piña dulce como azúcar…”,  reza el pregón.

Pudín de piña

8 raciones

Ingredientes:

Un pan (la masa)

2 tazas de leche

½ taza de jugo de piña

3 huevos

 3 ruedas de piña

1 taza de azúcar blanco

½ taza de azúcar prieta

 ½ cucharadita de vainilla

Una pizca de sal

Preparación:

Limpie, lave las ruedas de piña, reserve una y las demás píquelas en cubos medianos.

En un recipiente coloque la leche, la vainilla, los huevos batidos, la masa de pan desmenuzada y el jugo de piña. Mezcle bien todos esos ingredientes.

Vierta el azúcar blanco; poco a poco, sin dejar de mezclar. Añádale la piña picada y deje reposar mientras haga el caramelo.

En un molde eche azúcar parda y póngala al fuego hasta que se haga el caramelo; cuando esté listo, apártelo y dele vueltas para que se cubra todo el molde. Coloque la rueda de piña entera dentro del caramelo del fondo y ponga el molde a refrescar un rato.

Cuando el molde esté fresco, añádale la mezcla que tiene en reposo, tape el molde y póngalo dentro de una olla con agua hasta la mitad; tápela y cocine con presión durante 25 minutos.

Saque el molde y póngalo a refrescar; cuando esté a temperatura ambiente, viértalo sobre una fuente y ponga el pudín en el frío.

Categoria: