Responde cubano residente en Jamaica a periodista del Nuevo Herald.

Jamaica, Kingston

 24 de abril de 2018

Osvaldo Cárdenas, Vicepresidente de la Asociación de Cubanos Residentes en Jamaica Antonio Maceo escribió un artículo, que posteriormente envió al diario norteamericano El Nuevo Herald, en respuesta a una publicación que dicho medio de prensa publicara recientemente bajo el título “El nuevo “bebé-agrio” de Cuba para reemplazar a un dinosaurio no es motivo de celebración, ¡es vergonzoso!” escrito por el periodista, escritor y conferencista argentino residente en Estados Unidos Andrés Oppenheimer.

En su descargo Osvaldo hace alusión al desconocimiento del sistema político de Cuba como la razón por la cual el periodista dejó ver su prejuicio, odio y hostilidad contra su país, lo cual se entrecruza con la falta de comprensión del rol imperialista de Estados Unidos en el hemisferio occidental y el derecho a la soberanía y auto determinación del pueblo cubano.

Le recuerda a Oppenheimer que puede que algunos se hayan olvidado, pero él no, del best seller titulado "Las horas finales de Castro", escrito por este después del derrumbe de la Unión Soviética y la desintegración del sistema socialista en Europa del Este, el cual fue considerado por la mayoría de los politólogos occidentales como los últimos días del socialismo en Cuba.

Eso fue alrededor de 1993, hoy estamos en el 2018, Fidel Castro falleció hace casi dos años en en La Habana y su hermano Raúl, hace apenas unos días, pasó el liderazgo del gobierno a una nueva generación liderada por Miguel Díaz-Canel, el nuevo presidente cubano.

Le rememora que cuando el Sr. Oppenheimer estaba escribiendo su libro, el impartía conferencias en varias universidades del Reino Unido, especialmente en la Universidad de Londres y explicaba por qué la Revolución cubana no colapsaría y duraría muchos años más. La vida ha demostrado que él tenía razón y que Oppenheimer estaba totalmente equivocado.

Osvaldo le emite ahora una nueva predicción: El presidente Miguel Díaz-Canel se mantendrá probablemente como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros  durante dos mandatos de gobierno, equivalente a diez años y se le añadirá además ser el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba tres años después de que termine su mandato como Presidente, por las siguientes razones:

1. El proceso revolucionario cubano no tiene una oposición creíble y la que se pretende hacer mas visible cada día con el apoyo y financiamiento del gobierno norteamericano no goza de ningún apoyo popular. La historia ha demostrado que el gobierno de los Estados Unidos es incapaz de intentar cambiar el sistema político en Cuba. La opción de cambio de régimen es un sueño no viable de una creciente fuerza política marginal en Estados Unidos.

2. El pueblo cubano desea cambios pero eso no significa cambios hacia el sistema capitalista, cuyos resultados fueron típicos de la Cuba existente antes de 1959. Estamos seguros que la nueva dirección será capaz de continuar cambiando lo que debe ser cambiado, dentro del sistema político existente. Se alcanzarán mejoras económicas y se seguirá consolidando el proceso socio económico, dado el apoyo popular de que este goza, lo cual hará que la Revolución se mantenga triunfante durante muchos años más.

3. Después de que la actual administración de los Estados Unidos termine de cualquier manera, la nueva administración, sea demócrata o republicana, encontrará muy difícil no eliminar el embargo y normalizar las relaciones con Cuba, simplemente porque esas son las políticas de los dinosaurios que Usted representa, que solo una minoría moribunda apoya en Estados Unidos y la mayoría del pueblo estadounidense, la mayoría de los cubanos en Cuba y fuera de Cuba y la mayoría del mundo quiere cambiar y usted como reconocido periodista lo sabe y pretende ignorar.

Concluye la misiva recordándole al Sr. Oppenheimer que Fidel y Raúl Castro derrotaron las políticas de los Estados Unidos contra Cuba, tal y como quedó demostrado en la última Cumbre de las Américas, con el abrumador rechazo a la idea de no reconocimiento del nuevo gobierno elegido en Cuba, impulsada por el Secretario General de la desprestigiada OEA.

El mundo está cansado de las injustificadas agresiones de una gran potencia contra un pequeño pero valiente país, lo que impone terribles sufrimientos a nuestro pueblo, pero eso es lo que lamentablemente el periodista no parece comprender o sobre lo que no le es rentable escribir, concluye la respuesta de Osvaldo.

Embacuba Jamaica 

Categoria: