Rotundo fracaso de la manifestación en Miami de “clandestinos” en contra de la Alianza Martiana y los viajes a Cuba.

Miami, Estados Unidos

29 de enero de 2020

En la noche de la conmemoración del natalicio del Apóstol, 28 de enero, de nuestro lado el busto de Martí, a su lado la bandera nacional, de fondo un enorme letrero en apoyo a los viajes a Cuba, junto a los compañeros y compañeras que dignamente honraban al Maestro y protegían nuestro local vandalizado la madrugada anterior por los “clandestinos” que estaban del otro lado.

Del otro lado, el fango; la podredumbre moral; el nuevo fracaso político de la contrarrevolución en Miami.

Los organizadores de “clandestinos”, después de haberse pasado más de 3 semanas convocando en las redes sociales y en varios canales televisivos de Miami a esta manifestación en contra de la Alianza Martiana no pudieron reunir a más de 50 personas; incluyendo este número a policías encubiertos, casuales transeúntes, así como a chismosos y chismosas…

Ahí están para demostrarlo las fotos y videos incluidos en esta Nota de Prensa, las imágenes de los noticieros televisivos trasmitidos esa noche y las fotos y videos en las redes sociales, incluyendo las trasmisiones de Radio Miami, y las redes Tesoro, Martianos y Hermes América.

Sabemos que algunos de ellos llamaban a sus secuaces en Cuba y les inventaban –lo de ellos es inventar y profanar a Martí- que su manifestación constaba de 200, 300, 400, 500… y hasta de 700 personas….  Criaturas oportunistas que viven y existen en el mundo virtual de internet anoche chocaron con la realidad y no sabían ni saben cómo explicar su abismal fracasada aventura.

Nuestro hermoso letrero colgado en el frente de nuestro local afirma: “VIAJAR A LA PATRIA DE TODOS ES UN DERECHO HUMANO QUE UNE A LA FAMILIA CUBANA”.  A lo que los que anoche estaban enfrente se oponen.

Los que desde aquí financian y organizan las profanaciones de los bustos de Martí, y aquí vandalizaron nuestro local, lo que quieren es una parte del dinerín –de los 30 millones de dólares que la Administración de Trump presupuesta anualmente para impedir que el pueblo de Cuba, los nuestros en Cuba, puedan vivir y desarrollarse dignamente y en paz.

Los dirigentes de la manifestación cuya gritería ofendía los oídos de toda persona decente, no contenía ninguna consigna política: todo era la misma porquería de siempre y alguna que otra nueva. Están perdidos; por más de 60 años han estado perdidos. Por eso están aquí, por eso estaban allí anoche esos aprendices de terroristas.

El Departamento de Policía de Miami actuó profesionalmente. Nosotros nunca respondimos a los provocadores insultos. El silencio es la única respuesta posible.  A raya mantuvieron los policías a esos intrépidos patriotas contrarrevolucionarios de comparsa política miamense: a los de viejo cuño y a los de nuevo cuño.

Muy satisfechos nos sentimos. Nos mantenemos fieles a nuestros compromisos con nuestras familias en Cuba; con el resto del pueblo cubano; y con la lucha de lograr la restitución de los derechos de poder viajar a Cuba sin restricciones.

Categoria: