Turismo

El interesante mundo de los cantineros cubanosPor Roberto F. CamposEl turismo cubano tiene muchas aristas sumamente interesantes, como es el caso de los bares, los rones y los cantineros. Dicho sector atempera no solo el aspecto comercial de un producto tan sugestivo como el Havana Club, sino la cultura, y el ritmo cotidiano de una ciudad sumamente cosmopolita como lo es La Habana.Una industria turística en busca de diversificar su oferta como la cubana, exhibe hoy escenarios diferentes y propuestas que pueden incluir una ruta por los más importantes bares, liderada por cantineros con mucha experiencia.Esa idea la enarbolan algunos directivos, como el presidente en La Habana de la Asociación de Cantineros de Cuba (ACC), Bárbaro Vega, satisfecho del trabajo de su entidad profesional y del camino previsto para este año.Tal idea bien puede rememorar algunas anécdotas de personajes de la cultura cubana como el periodista Fernando G. Campoamor (ya fallecido), quien fuera en su momento amigo de bares y cantinas del escritor estadounidense Ernest Hemingway.Ambos, Campoamor y Hemingway, emulaban conocimientos en las barras de ciertos bares como el Floridita y hacían al cantinero de turno preparar tragos que en algún momento probaran fuera de Cuba o en la Isla, y que el otro desconocía.Una ruta mágicaEsa anécdota contada por Campoamor a este periodista, tiene el espíritu de una posible Ruta de Bares en la Habana que está ahora en carpeta de parte de la ACC, como proyecto.Aunque Vega evitó adelantar una relación de esos establecimientos, mostró su satisfacción por el desempeño de la ACC en 2013 y sugirió que este año también estará cargado de novedades y encuentros, muchos de ellos para enriquecer el desempeño de los cantineros cubanos.Explicó que el 11 de febrero en el Hotel Habana Libre Tryp de esta ciudad ocurre el X Aniversario del Balcón del Habano, también bautizado como Bayamanaco (voz aborigen), taller de cata y pruebas en la combinación de bebidas y habanos, para expertos cubanos y foráneos.Esta reunión la programan a dos días de la apertura del XVI Festival del Habano (24 al 28 de febrero), evento en el que participan más de mil personas de 80 países, y donde los cantineros tienen un papel importante en charlas, encuentros y su organización.Además, planean para abril la realización de la Conferencia Nacional de la ACC que examinará la gestión de los cantineros de cara al turismo durante el año anterior, y las perspectivas para el futuro inmediato.Dijo que la ACC cuenta en toda Cuba con casi tres mil miembros y resaltó la gran unión entre este tipo de profesional y los sommeliers, o presentadores de cartas de vinos, especialidad doble que tienen muchos de los empleados cubanos de bares y hoteles.Otro fuerte vínculo de esta entidad está dado con la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (Facrc), pues esa troika acapara buena parte del desarrollo recreativo en la capital cubana, en busca de complacer a un viajero cada vez más exigente.Vega señaló que en todo el país existen 22 comités gestores de la ACC y la sede central de esta organización profesional se encuentra en La Habana, que cuenta con unos 600 miembros, mientras espera este año crecer hasta los 800 afiliados (la provincia más representada).Desde el año pasado, y de acuerdo con la actualización del modelo económico cubano, integran la ACC cantineros con desempeños privados, hasta completar el 25 por ciento del total de la membresía nacional, y con la expectativa de aumento.Señaló Vega que los principales planes de esta entidad están enfocados en la superación, con un curso básico para aquellas personas que se inician en dicho trabajo, y otros de mayor nivel, que incluyen aprovechar potencialidades directivas de muchos cantineros.La ACC tuvo su antecedente en 1924 con una entidad profesional de alto vuelo que se renovó en 1998, y trae ahora un equipo muy solidó con recio apoyo de compañías como Havana Club International, Comercial Toledo, Pucara, Bodegas Torres, y Freixenet, entre otras.Precisamente, el inicio de año está dado por un curso de seis meses para los cantineros y otros especialistas de la compañía Habaguanex S.A, que atiende el turismo en La Habana Vieja, segunda versión para enriquecer en detalles a estos especialistas turísticos.Señala el ejecutivo como las compañías con mas fuerte acción e iniciativas a Palmares y Habaguanex, seguidas de Islazul, y como ejemplo señalo la reciente apertura en la colonial ciudad centro-sureña de Trinidad (con 500 años) de una cervecería muy especial.En ese establecimiento venden todo el tipo de lúpulo en existencia en Cuba para brindar al cliente una verdadera variedad.2013 resultó quizás el mejor año de los recientes tiempos de la ACC y ahora se anota la entrada de personas que pertenecen al sector privado que buscan un conocimiento técnico para brindar el mejor servicio posible.Los cursos primarios mencionados se organizan en Centro Nacional de Capacitación de Comercio y Gastronomía que se encuentra en el municipio capitalino de Centro Habana (Carlos III y Oquendo).Esos cursos apertrechan a los educandos de los conocimientos mínimos tanto en bar, café, vino, aguas, mercadotecnia, protocolo y otros asuntos que son necesarios tener en cuenta.Recuerda que el sponsor principal de la ACC es Habana Club Internacional una empresa mixta cubano francesa creada en 1993 para poner en su justo lugar al principal ron del país, de igual nombre, como ya ocurre.De todas estas enseñanzas participan los principales cantineros, sommeliers y directivos del país, y sucesivos cursos de dichas especialidades permiten que incluso algunos cantineros destacados inclinen su profesionalidad hacia gerencias turísticas.Un mundo sumamente complicado, que requiere de mucho estudio, constancia y conocimientos, con historia, ejecutoria y futuro, aportado todo por la ACC.

Categoria: