Vivienda en Cuba: prioridad para satisfacer demanda

Por Masiel Fernández BolañosLa construcción de viviendas es una prioridad del gobierno cubano, en aras de satisfacer la demanda acumulada.Se trata de un tema que, al decir de expertos, requiere de un enfoque más integral por constituir un elemento esencial en la formación de valores y en la reproducción de la fuerza de trabajo.En el país existen aproximadamente 3,5 millones de casas que de forma general necesitan alguna acción constructiva o de reparación para no descuidar su estado, en tanto el mayor grado de deterioro se concentra en los edificios multifamiliares, muestran cifras divulgadas.El vicepresidente del Instituto Nacional de la Vivienda (INV), Roberto Vázquez, explicó en un taller nacional sobre el tema que es importante concebir soluciones habitacionales sin aislamiento y con sentido económico y de urbanización.De lo que se trata es de concebirla con la participación de la población, la introducción de tecnologías adecuadas para disminuir y erradicar condiciones precarias y déficit históricos, además de mejorar técnicamente las existentes.Vázquez precisó que esas acciones se llevan a cabo en La Habana y Santiago de Cuba, como las dos principales capitales del país que demandan 12 mil y 29 mil viviendas, respectivamente.Al respecto, el directivo del INV se refirió al plan que ejecuta el Estado, que este año debe concluir unas 16 mil viviendas, mientras por esfuerzos propios la cifra puede alcanzar las 30 mil, con un incremento en la venta liberada de materiales de construcción y el otorgamiento de créditos bancarios y subsidios a personas de bajos ingresos.También explicó que debe primar la alternativa constructiva de moradas económicas, lo cual no significa que sea pobre. La idea es reutilizar los espacios disponibles, hacerlos flexibles y funcionales con sistemas constructivos que garanticen condiciones de vida con calidad y sentido progresivo.El diseño de la misma sería: sala de estar/comedor o comedor/cocina o estar/comedor/cocina; dormitorios; servicio sanitario, patio de servicio; sala de estar/comedor/cocina, (variante más recomendada).Vázquez detalló que en el caso de una vivienda económica familiar, su superficie útil sería de 37 metros cuadrados. Para edificarla se emplean 131 recursos entre materiales y productos. De ellos se pueden garantizar mediante producciones locales el 80 por ciento, quedando pendiente un 20 por ciento que se corresponden con producciones industriales de carácter nacional.Algunas líneas de trabajoCon el fin de mejorar la situación de la vivienda, se implementan programas que incluyen la entrega de subsidios a la población para facilitarle las labores constructivas.Otra de las líneas que prevalece es continuar potenciando el desarrollo de las industrias locales para que los municipios puedan fabricar los materiales que necesitan. Se considera la vía más inmediata para satisfacer la demanda de la población sobre estos recursos.El objetivo es la descentralización hacia los territorios; la producción de materiales con procesos a pequeña escala; la reducción de la dependencia externa; una mayor participación de los organismos estatales, gobiernos locales, las organizaciones de base comunitarias, los trabajadores y la población beneficiada.Además, la identificación de los destinos prioritarios; el ahorro energético; el mejoramiento ambiental y la formación de asentamientos sustentables.  

Categoria: