Zona exclusiva del golfo de México

Abierta a la inversión extranjera
 
Por Cira Rodríguez César
 
Cuba cuenta hoy con información científicamente probada sobre su potencial petrolero en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Golfo de México, lo cual abre nuevas oportunidades para la inversión extranjera en la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos.
 
Se trata de los últimos resultados de un estudio en esa región de 114 mil kilómetros cuadrados y dividida en 59 bloques para todo el proceso previo al encuentro del primer pozo comercial, realizado durante dos años y medio por especialistas cubanos y venezolanos, presentado en una sesión especial de la VI Convención Cubana de Ciencias de la Tierra que del 4 al 8 de mayo se realizó en La Habana.
 
Directivos de CubaPetróleo, Cupet, explicaron que se trata del relanzamiento de la argumentación científica de que en la ZEE existe petróleo, luego de recopilar investigaciones, resultados de la perforación de cuatro pozos y de nuevos datos para conformar un programa más complejo.
 
Los especialistas aclararon que experiencias similares se han dado en otros países,  interesados en la explotación petrolera, aspiración a la que no renuncia ninguna nación y mucho menos en su condición de subdesarrollada y bloqueada económicamente.
 
Internacionalmente, la prospección y exploración es compleja y costosa y con la participación de muchas esferas, por lo que ahora se cuenta con un estudio integral que permite promover un potencial que avala los proyectos de inversión extranjera y la cartera de negocios en este sector.
 
De toda la información recopilada dependerán nuevos intereses y decisiones a partir de la certeza de los datos disponibles, lo que da seguridad a la inversión con un basamento científico.
 
La prospección petrolera es una actividad costosa, reiteraron, actividad en la que Cuba trabaja mediante contratos de producción compartida a riesgo, es decir, si hay resultados, la compañía recupera sus costos y obtiene una ganancia.
 
Los expertos precisaron que los costos de perforación de un pozo pueden variar mucho “desde los 150 millones a los 250 millones de dólares”, en función de la profundidad, las características del fondo marino, la proximidad a la costa o la presencia de corrientes.
 
Para el director de Exploración de Cupet, Rafael Tenreiro, el informe confirma la idea inicial de hace 5 años sobre el potencial petrolero de la ZEE (divida en 59 bloques), con nuevos apuntes e interpretaciones para decidir cómo emplearlos mejor, qué tipo de sísmica utilizar y qué pozos perforar, algo que aún lleva tiempo.
 
El golfo de México atesora unos 120 mil millones de barriles de petróleo recuperables, lo cual la convierte en una de las cuencas petroleras más grandes del mundo, comparables con la del Medio Oriente o Norteamérica, de acuerdo con los resultados de las pesquisas realizadas.
 
A la presentación del informe sobre el potencial petrolero de la ZEE en el Golfo de México asistieron representes de entidades privadas de Estados Unidos y del resto de las compañías petroleras que operan en Cuba provenientes de Rusia, China, Canadá, Venezuela y Angola, entre otras naciones.
 
Estas y otras empresas tienen ante la oportunidad de unirse a nuevos estudios e inversiones futuras, pues la Isla prevé desarrollar la mayor cantidad de proyectos exploratorios, dadas las amplias perspectivas para la explotación petrolera en casi todo el territorio nacional.      
 
Tales propósitos se concentran principalmente en la mitad norte del país, y más precisamente en la llamada provincia petrolera Habana-Matanzas.
Recientemente se aprobó realizar trabajos de exploración en la costa norte oriental, y en la porción entre Cuba y Bahamas, lo que permite empezar estudios similares a los realizados en el Golfo de México para determinar las potencialidades.
 
Las proyecciones se extienden también a toda la zona sur de la Isla con determinados potenciales de gas y petróleo no convencional, además de incrementar la recuperación secundaria en algunos yacimientos en declive.
 
En estos casos se trata de un petróleo ya descubierto, pero que demanda de costosas, modernas y adecuadas tecnologías para sacarlo.
En Cuba hay enclaves petroleros donde pueden ejecutarse tales alternativas de recuperación secundaria, tal como lo realiza México, donde entre un 70-80 por ciento de su actual producción se extrae por esa vía.
 
Todas estas modalidades están incluidas en un programa perspectivo y estratégico del estado cubano y Cupet para desarrollar los recursos petroleros, que en estos momentos son responsables de aproximadamente el 50 por ciento del consumo nacional.
 
Cuba produce unos cuatro millones de toneladas de combustible equivalente al año, lo cual se extrae en campos propios por una empresa estatal y compañías extranjeras bajo el régimen de producción compartida
 
Actualmente la Isla cuenta con esquemas de trabajo simulados y cálculos de su producción potencial, tanto en la Zona Económica Exclusiva del Golfo de México como en otras regiones, de acuerdo con los intereses nacionales, proyecciones que abren nuevas coyunturas al amparo de la Ley 118 de la Inversión Extranjera.

Categoria: